En la ciudad de Quito y sus alrededores, las anegaciones de las avenidas y calles se producen de manera rápida, asociadas con lluvias intensas en las partes altas de las cuencas de fuertes pendientes, lluvias que son repentinas. Por otra parte, los ríos que discurren en valles inundables de bajas pendientes pueden fluir por ellas dejando cauces abandonados e inundar nuevos terrenos. Las inundaciones están relacionadas con los patrones de lluvia de cada área territorial / zona local.

El Distrito se sitúa en una zona de clima variado, por la altura y el cruce de las influencias de los vientos alisios provenientes del Pacífico y Amazonía, modificadas por las condiciones orográficas (Sierra, 2000). Por ello, lo que caracteriza a la pluviometría de Quito es su irregularidad tanto en el tiempo y en el espacio (Pourrut y Leiva, 1989). Por lo tanto, el principal problema ante las inundaciones es la presencia de fuertes lluvias bien localizadas, de corta duración (rara vez más de una a dos horas), acompañadas de granizo, que se producen generalmente en épocas lluviosas, y ocasionalmente en los meses que se conocen como secos, provocando desbordes en ríos y/o quebradas.

Es necesario manifestar que, en la parte urbana, las inundaciones además son provocadas por causas antrópicas, por la interacción entre hombre y naturaleza como: taponamiento y rotura de sistemas de recolección de aguas lluvias y alcantarillado o colectores, relleno de los drenes naturales que son las quebradas, impermeabilización de los suelos (lo que aumenta la cantidad y la velocidad del agua a evacuarse), tala de bosques, inadecuado uso de suelo, construcciones y asentamientos humanos cerca de las vertientes de agua y en las franjas de protección de cuencas hidrográficas, entre otras.

Determinación de las áreas de inundación
La amenaza por inundación está en función de la probabilidad de ocurrencia de lluvias extraordinarias y de corta duración e intensidad y, fundamentalmente está en función del daño potencial que pueda causar en el territorio. Pero, las inundaciones no solo dependen de las condiciones meteorológicas sino, también, de las características físicas de los territorios del DMQ y en el caso de la ciudad de Quito, de las condiciones y capacidad de evacuación de aguas de escorrentía en que se encuentren las alcantarillas y recolectores de aguas de lluvia.

En este sentido, en el Mapa 4 - 2 del Atlas Amenazas Naturales DMQ se puede visualizar en la ciudad y, en general el DMQ, los sectores más susceptibles al fenómeno de inundaciones por acumulación de aguas de lluvias excepcionales (viene a constituir el detonante). Los datos históricos han sido fundamentales durante la elaboración de este documento; se considera que a futuro los mismos sectores pueden ser impactados por este fenómeno.

Las áreas inundables al interior del DMQ, se clasifican de la siguiente forma:
- Susceptibilidad Media
- Susceptibilidad Alta